sábado, 19 de septiembre de 2009

Ante caso de las 'chuzadas', Gobierno anuncia reestructuración del DAS


*Foto: ccmacolombia. Felipe Muñoz Gómez, actual director del DAS.

Luego de las múltiples denuncias contra los malos manejos que se han venido presentando al interior del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), el Gobierno Nacional anunció una transformación de esta central de inteligencia. Y es que ya son muchos los escándalos: el tema de de la infiltración paramilitar en sus dependencias, la vinculación a un proceso judicial de su ex director Jorge Noguera (además del ex jefe de informática de la institución), y el más reciente, el espionaje telefónico o 'interceptación de llamadas' a magistrados, periodistas, políticos y personajes de la vida nacional (caso más conocido por la opinión pública como el de las 'chuzadas').

Como si esto fuera poco, el Gobierno colombiano deberá explicar ante los Estados Unidos, por qué se interceptó una llamada telefónica de uno de los funcionarios de la Embajada Norteamericana en Bogotá.

Así las cosas, al Gobierno no le quedó otra alternativa que liquidar este organismo y crear una nueva Agencia de Inteligencia, aunque según palabras del ex presidente César Gaviria Trujillo, "sólo basta con que la Casa de Nariño deje de dar órdenes para 'chuzar' a la gente", según declaraciones dadas al periódico El Tiempo.

Se espera que la próxima semana el Gobierno Nacional presente ante el Congreso un proyecto de ley que le permita obtener facultades para liquidar la institución y así poder crear una 'nueva' con funciones más limitadas (sólo de 'inteligencia' y 'contrainteligencia').

El caso de los escándalos en el DAS es apenas la 'punta del iceberg' de una serie de hechos y noticias bochornosas que han tenido que soportar los colombianos en los últimos años: 'parapolítica', 'yidispolítica', el caso de las pirámides (DMG), los 'falsos positivos', los enredos del hermano del Ministro del Interior (Valencia Cossio), las prebendas para aprobar la reelección (notarías, puestos, etc), entre muchos otros.

Pareciera que los colombianos estuviéramos acostumbrados a vivir en un país que bien debería llamarse 'círculo vicioso', pues todo lo que aquí ocurre, es cíclico: de los escándalos por los excesos de Pablo Escobar en la cárcel de La Catedral durante el gobierno de César Gaviria pasamos al engorroso proceso 8.000 de Samper, luego al 'alargue' y fortalecimiento que dio Pastrana a las FARC gracias a su experimento de la Zona de Distensión y ahora todos estos escándalos protagonizados por funcionarios del Gobierno Uribe (sin contar los que nuestros 'honorables' congresistas protagonizan en cada legislatura). Como diría un amigo: "apague y vámonos".

1 comentario:

javenquram dijo...

De la tal reforma, no creo que eso pase del rubor y el pintalabios.
Por otro lado, y como bien tocas el tema, debemos cortar el círculo para salir de él, y lo primero que nos toca hacer es una campaña contundente, con buenos argumentos, para impedir la perpetuación en el poder de este presidente.